miércoles, 3 de octubre de 2012

PARA EL 2020 HABRÁN VENCIDO 85% DE LOS MEDICAMENTOS DE PATENTE: MEDLEY


Fuente: pmfarma.com

Entre 2011 y 2016 la industria farmacéutica innovadora perderá el 67% de sus patentes hoy vigentes, y aunado a ello el descubrimiento de nuevas moléculas seguirá lenta y a cuenta gotas considerando las mayores exigencias de los organismos reguladores del mundo, la creciente complejidad de la ciencia y las cada vez mayores inversiones requeridas para conseguir nuevas fórmulas.
Así lo hizo ver Baron Bertrand, director general de Sanofi Aventis, quien precisó que para el 2020 el 85% de las patentes que hoy dan exclusividad de venta a muchos de los laboratorios del mundo ya no existirán, es decir se uniformará la competencia, de modo que ya no tendrá sentido la tradicional división entre fármacos innovadores y fármacos genéricos.
Durante una visita a la sede de Medley, la principal productora de genéricos de Brasil y la más grande de Latinoamérica, adquirida por Sanofi en 2009, el directivo vislumbró que las empresas tendrán que reacomodarse ante ese panorama, y ya no habrá las que producen genéricos y las que producen medicamentos de patente.


Ante ello, dijo, la estrategia de Sanofi -laboratorio históricamente concentrado sobretodo en innovadores- ahora es diversificarse y una parte creciente de su negocio estará en producir y vender cada vez más medicamentos a precios accesibles para competir con los genéricos; de ahí su compra de Medley que por sí sola está en el tercer lugar del ranking farmacéutico latinoamericano, y va incursionando en el resto de Latinoamérica, por lo pronto en México, Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador, Costa Rica y Guatemala.
Jorge Gazal, gerente de Genéricos Puros en Medley, explicó que dado el esperado reacomodo del mercado mexicano donde los genéricos seguirán creciendo hasta representar aquí un portafolio con valor cercano a los 49,000 millones de pesos -unos 2,900 millones de euros-, Sanofi aspira a empujar un nuevo segmento y ya lo trabaja con las autoridades para romper con aquella imagen, sobretodo entre los médicos, de que los genéricos no dan resultado y son de mala calidad. El objetivo, precisó, es que los nuevos medicamentos accesibles tengan la calidad de los medicamentos de patente y el precio accesible de los genéricos.
“Sanofi quiere reescribir la historia de esta industria y de los medicamentos, romper con aquella idea de que la marca es cara y de que el genérico es barato pero de mala calidad”, expuso el directivo de Medley.
Durante la visita a la planta de Medley se informó que con la compra de esta farmacéutica brasileña especializada en genéricos, la farmacéutica francesa Sanofi elevó su producción de medicamentos de 9 a 20 millones en cuestión de 3 años y aspira a cubrir un portafolio de 130 marcas y 398 distintos fármacos, pues la capacidad de Medley es tal que sólo una de sus plantas en Campina, Brasil, produce un millón de tabletas por hora.
Es evidente que el mercado farmacéutico brasileño –cuya reforma en 1999 con la que se obligó a demostrar la bioequivalencia de los genéricos- está más adelantado que el de México, y crece a ritmos de 15% anual desde hace unos 7 años; actualmente este segmento brasileño suma unos 17 mil millones de euros y representa cerca de una tercera parte de todo el mercado de fármacos en ese país.
Bertrand precisó que el principal reto en los próximos años en México es que el nivel de confianza del consumidor en torno a los genéricos se eleve, pues tema de acceso a la salud es una prioridad cada vez más evidente, y en esa confiaza jugarán un papel fundamental los médicos que normalmente están muy cerca de los laboratorios, y que si ven beneficio claro para sus pacientes seguramente prescribirán genéricos cada vez con más confianza y menos temor.
Ante ello, Medley apuesta por evolucionar junto con el mercado previendo 12 lanzamientos de medicamentos por año y concentrándose en las áreas terapéuticas más necesitadas por la población mexicana como cardiovascular, Sistema nervioso central, Antiinfecciosos, Gastrointestinal y Urogenital.
En México la reforma respectiva para la bioequivalencia de genéricos se concretó apenas en 2005, pero aún así el ritmo al que crecen permite estimar que muy pronto este portafolio equivaldrá unos 2,900 millones de euros.
Fuente: ElEconomista / @maribelrcoronel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada